México firmó el Acuerdo Comercial contra la Falsificación (ACTA), un polémico texto que busca luchar contra la piratería que fue rechazado la semana pasada por el Parlamento europeo.

La ley ACTA es un tratado internacional que tiene como fin generar un cuerpo normativo común para distintos países, no sólo de la UE, sino también de otros países que lo apoyan como Estados Unidos, Australia, Japón, Marruecos, Nueva Zelanda, Singapur y Corea del Norte.

La idea es combatir el plagio de productos tanto físicos como en línea. Grupos de activistas consideran el proyecto una amenaza para las libertades civiles en internet.

El ACTA, que contiene aspectos muy similares a las leyes anti-piratería SOPA y PIPA que intentaron aprobarse sin éxito en Estados Unidos, sugiere establecer unos estándares internacionales contra la violación de derechos de autor, que incluirían multas y penas de prisión para los responsables.

El Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) celebró la firma del acuerdo: “El ACTA pretende una mejor protección internacional de los derechos de propiedad intelectual de los mexicanos, atraer nuevas inversiones, asegurar las fuentes de trabajo ya existentes e incrementar la creación de empleos formales, así como fomentar la creatividad, la innovación y la competitividad de nuestras empresas”.

http://es.wikipedia.org/wiki/Acuerdo_Comercial_Anti-Falsificaci%C3%B3n

Anuncios