Facebook puede ser muy adictivo, hay muchas “cositas interesantes” (aplicaciones) para instalar y nuevos amigos con los cuales contactarte.

Pero antes que te des cuenta, Facebook podría entretenerte más de lo normal y quitarte tiempo realmente valioso durante el día.

Aquí he juntado los siete síntomas por los que creo que alguien podría ser adicto a Facebook. Por supuesto no estoy hablando por experiencia propia.

1. Inicias sesión en Facebook antes de revisar tu correo electrónico regular.

2. Revisas Facebook a diario, varias veces al día, o todo el día.

3. Tu cerebro filtra todo a través de Facebook ahora. Siempre piensas en como puedes compartir, promocionar o propagar algo en Facebook.

4. Revisas tu lista de contactos para ver quien no se ha registrado todavía o no has invitado aún (creo que eso era al principio porque ahora CASI todos están en Facebook).

5. Actualizas tu estado con frecuencia y etiquetas a tus amigos en tus fotos para recibir comentarios.

6. Pasan las horas antes que te des cuenta que no has hecho nada, excepto navegar en Facebook.

7. Tus horas de dormir se han reducido en dos horas o más.

Y hablando sobre marketing y negocios, ten presente que Facebook está aquí para quedarse y te puede servir muchísimo para crear contactos profesionales, de negocios y relaciones provechosas.

Las reglas del juego del marketing en internet han evolucionado. Facebook “engancha” a las personas con su facilidad de comunicación y algo clave para el marketing es estar donde la gente está presente, y en Facebook no sólo la gente está sino que pasa horas allí.

Anuncios