En inglés se les conoce como “browser hijackers”

La traducción literal es “secuestradores del navegador”, y son una variante del malware tan antigua como los mismos navegadores. Aunque sus efectos nocivos son limitados, pues no son programas que roben datos ni nos estafen (aunque sí pueden llevarnos a páginas que lo hacen), son muy molestos y en ordenadores antiguos pueden entorpecer de forma grave su funcionamiento. Camuflados en otros programas, se instalan en los navegadores de equipos que funcionan con Windows, nos cambian la página de inicio y nos bombardean con ventanas emergentes de publicidad dudosa, en especial de juego y pornografía. Y en los casos extremos, hasta pueden llegar a falsear las búsquedas que hacemos en Google a su conveniencia. Este artículo explica cómo eliminar secuestradores del navegador, como Delta Search, tanto desde el sistema operativo como con programas diseñados para tal fin.

Delta Search y otros secuestradores del navegador

El secuestrador del navegador Delta Search no es muy diferente en aspecto de las típicas barras que se acoplan en Windows en todo tipo de navegadores

“Me estoy volviendo loca con mi PC desde que abrí un vídeo que me recomendó una amiga y se me instaló la barra Delta Search en el navegador; solo recuerdo que el ordenador me pidió la descarga de un programa para ver el vídeo y le di permiso para que se instalase. Ahora parece que el navegador camina solo: entra en páginas de juego y de adultos y no me obedece muchas veces cuando le pido ir a una determinada dirección, Por favor, ¿alguien sabe cómo puedo desactivar Delta Search?”.

Esta petición de ayuda de una usuaria es una de las muchas que se encuentran en los foros especializados de la Red desde la pasada primavera. El motivo es que Delta Search pertenece a la última oleada de secuestradores del navegador que los delincuentes informáticos han lanzado al ciberespacio, como sabrán ya muchos usuarios del sistema operativo Windows.

El objetivo de Delta Search es atacar el equipo del usuario y forzarle a consumir publicidad no deseada a través de ventanas emergentes
Delta Search no es muy diferente en aspecto de las típicas barras que se acoplan en Windows en todo tipo de navegadores para ofrecer nuevos comandos y funcionalidades. Un ejemplo es la ya clásica barra de Yahoo!. Sin embargo, su objetivo es por completo diferente: atacar el equipo del usuario y forzarle a consumir publicidad no deseada a través de ventanas emergentes que aparecen sin control en la pantalla. Gran parte de esta publicidad corresponde a servicios de dudoso origen, que ofrecen contenido de adultos o juego on line, cuando no directamente la supuesta compra de productos prohibidos o a precios muy ventajosos, lo cual no es más que un modo de estafa.

En casos de extrema agresividad de este malware, la barra falsea las búsquedas que hace el usuario en su buscador y le ofrece resultados relacionados con la publicidad que le obliga a ver, con lo cual el navegador se vuelve casi inútil.

Similares a Delta Search son Outrate.com y Babylon Search, aatemis.com cuyas víctimas también llenan los foros de Internet en busca de ayuda y consejo.

¿Cómo se cuelan los secuestradores del navegador?

Tanto en Delta como en Outrate o Babylon, u otros el método de entrada es similar: la descarga de un programa desde una página no oficial y desconocida -o poco vigilada por sus creadores- en la que un delincuente haya podido camuflar el programa; la visita a páginas de juego o de adultos; o la visualización de un vídeo para la cual se requiere instalar y ejecutar un determinado programa. Y si no somos cuidadosos, también la descarga de archivos en las redes P2P puede exponernos a la activación de un secuestrador del navegador.

La mejor manera de evitar disgustos es que los usuarios de Windows se impongan un fuerte filtro personal a la hora tanto de descargar como de abrir archivos
La mejor manera de evitar disgustos es que los usuarios de Windows se impongan un fuerte filtro personal a la hora tanto de descargar como de abrir archivos desconocidos. Por lo general, este sistema operativo bloquea las descargas de este tipo de malware, pero a veces somos nosotros mismos quienes, por impaciencia, damos permiso a la descarga sin leer el aviso del sistema. Por lo tanto, conviene hacer caso a las advertencias del programa si queremos huir de estos problemas.

En otras ocasiones, los secuestradores sufren modificaciones y actúan antes de que los sistemas de seguridad de Windows detecten estos cambios. Esta circunstancia viene favorecida porque estos programas se amparan en una cierta ambigüedad legal, pues afirman que el usuario recibe un servicio a cambio de ver publicidad. En el caso de Delta Search, en su página web se asegura que es un buscador perfeccionado y ofrece además el modo de desinstalarlo de los distintos navegadores.

Desinstalar Delta Search y otros secuestradores

Hay una serie de programas de buen funcionamiento y capaces de borrar a los secuestradores del navegador. Muchos de ellos se pueden descargar de forma gratuita y usar al menos una vez en modo de prueba antes de comprarlos. Se puede utilizar esta prueba para eliminar los secuestradores junto con otro malware que tengamos acumulado sin saberlo en el ordenador.

Hay una serie de programas de buen funcionamiento y capaces de borrar a los secuestradores del navegador
Sin embargo, en ocasiones algunos secuestradores se crean en expreso para obligarnos a comprar o promocionar un determinado programa que acaba con ellos, con lo que al emplearlo somos doblemente víctima de los ciberdelincuentes.

Por tanto, la mejor opción es intentar eliminar de manera manual el secuestrador. El sistema variará según usemos un determinado navegador: Internet Explorer, Chrome o Firefox.

Si encontramos la barra de Delta Search en nuestro navegador, lo primero que debemos hacer es desinstalar el programa del sistema y borrarlo de raíz. Para ello, acudiremos a la sección “Panel de control” y en el apartado de “Agregar o borrar programas” seleccionaremos Delta Search Toolbar y le daremos al botón de “Desinstalar”.

Una vez desinstalado este programa, debemos quitar la versión de Delta Search que se había generado en el navegador. Para ello, en Internet Explorer hay que ir a “Opciones de Internet” y cambiar la página de inicio. En Firefox también habrá que acudir a las opciones generales y eliminar la página de Delta Search como página de inicio. En Chrome el proceso es algo más complicado: se debe ir a la sección de “Configuración” y en el apartado de “Búsqueda”, seleccionaremos “Administrar motores de búsqueda”. Allí detectaremos, entre otros de una lista, a Delta Search y lo borraremos.

Protocolos muy parecidos se siguen para acabar con Outrate.com y Babylon Search.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s