rendimiento-de-Windows-8

 

A nivel de rendimiento de Windows 8 es, en líneas generales muy bueno y lo cierto es que incorpora importantes mejoras en todos los sentidos, incluidos cambios estéticos, visuales y animaciones que consiguen ofrecer una interfaz mucho mejor resuelta.

El caso es que las nuevas animaciones intentan hacer que la transición en ventanas sea más suave, pero a la vez generan una cierta sensación de lentitud que, de hecho, consume recursos en la CPU.

Esto es posible que no guste a más de un usuario y que llegue incluso a ser algo molesto para algunos, sobre todo en el caso de equipos modestos con un hardware de poca potencia.

Con ello en mente hemos considerado interesante mostraros este sencillo tutorial con el que podréis mejorar el rendimiento de Windows 8 en unos segundos, desactivando precisamente dichas animaciones y algunas transparencias.

Para desactivar las animaciones y transparencias y conseguir que Windows 8 funcione más rápido tenemos que seguir los pasos que os listamos a continuación:

  • Abrimos sistema.
  • Entramos en ajustes avanzados del sistema.
  • Elegimos la pestaña avanzado.
  • Una vez ahí entramos en ajustes de rendimiento y efectos visuales.
  • Desde ahí desactivamos todos los efectos visuales tal y como vemos en el vídeo.
  • Para quitar las transparencias hacemos click derecho en el escritorio>personalizar>color de ventana>deshabilitar transparencias.

Como podemos ver en el vídeo la sensación que transmite el sistema tras suprimir estos efectos visuales es muy buena y mucho más fluida, algo lógico por el menor consumo de CPU, pero también por la supresión de los efectos de transición en las animaciones de las ventanas.

Anuncios