Probablemente la mayoría de ustedes deben identificar uno de los paisajes más reconocidos de la computación: El fondo de pantalla de Windows XP. Ahora, dado que solo quedan unos cinco días para la muerte del veterano sistema operativo, no está de más conocer la historia detrás de la famosa fotografía apodada ‘Bliss’ (‘Dicha’).

Lo primero que hay que decir para los incrédulos es que Bliss es una fotografía real que cuando se envió al servicio de fotografía de stock Corbis (fundado por Bill Gates en 1989) no fue editada ni retocada .

El paisaje se veía efectivamente así un viernes en la tarde en 1996, cuando el fotógrafo Charles O’Rear viajaba por las zonas vitivinícolas de California, Estados Unidos, para visitar a su novia de ese entonces (Daphne, con quién terminó casándose).

O’Rear iba manejando su automóvil cuando vio el paisaje con las verdes colinas, pues era temporada de lluvia y recién había caído agua, por lo que decidió capturar la imagen con una cámara de película fotográfica Mamiya RZ67. Las colinas se vieron más verdes que nunca.

Fotografia-de-Windows-2

Microsoft compró los derechos de Bliss por una suma aún no revelada, y si bien O’Rear tampoco puede declarar a cuánto ascendió esa suma, se cree que es una de las cifras más altas pagadas por una sola fotografía. Lo curioso es que O’Rear no tiene la más mínima idea de cómo Microsoft encontró su foto en Corbis.

Después de muchos años del lanzamiento de Windows XP, me llegó un correo de uno de los ingenieros de Microsoft que decía: “Estamos curiosos acerca de cómo tomaste la fotografía. Casi todos acá en el departamento de ingeniería piensa que fue ‘Photoshopeada’. Algunos creemos que no fue tomada muy lejos de la sede principal de Microsoft”.

Les respondí: “Disculpen pero están equivocados. Es real, es cerca de donde vivo y ‘lo que ves es lo que obtienes’ (WYSIWYG). No ha sido retocada“. Eso sí, Microsoft recortó la imagen para amoldarla al escritorio de trabajo y resaltó el verde de la colina.

El fotógrafo cree que la imagen continuará dando vueltas para siempre, pues afirma que si le preguntas a cualquier persona alrededor del mundo acerca de la fotografía, te dirá que “la he visto en algún lado, la reconozco“.

Por ejemplo, O’Rear relata que la fotografía se puede encontrar como fondo en los monitores de computadores que se encuentran tanto en una planta de energía de Corea del Norte, como también en los monitores de la Sala de Situaciones de la Casa Blanca.

Lo curioso es que pese a que su máxima obra se tomó en una película fotográfica, O’Rear hoy en día es un devoto de la fotografía digital, pues en la época de los rollos de foto cada vez que tomaba una fotografía “no tenía idea lo que iba a resultar. La primera persona en ver realmente la foto iba a ser un editor en Washington“.

Ahora, O’Rear asegura que los fotógrafos pueden revisar y recortar las fotografías antes de entregarlas a sus editores. Además, “el historigrama (gráfico que muestra la distribución de los tonos en una imagen) ahora no importa porque están desapareciendo las hojas impresas“, recordando que antes el historigrama era un factor crítico para un fotógrafo pues el exceso de negro acarreaba problemas con la tinta.

La fotografía pura ya es casi historia. Cuando vemos la National Geographic y la Time… ya no usan una fotografía en portada para vender la revista. Son ilustraciones. Son fotografías demasiado manipuladas. Han decidido que eso es lo que el lector quiere.

Fotografia-de-Windows-1

Stern Chuck orear windows XP-20.jpg

Charles O’Rear, que trabajó para National Geographic durante 25 años, no puede revelar lo que recibió económicamente por Microsoft, dado que firmó un acuerdo de confidencialidad. Sin embargo, al parecer, sería la segunda foto más cara jamás comprada.

Fotografia-de-Windows-3

Quieres ir ahi Mapa

 

Anuncios