Ese maldito error que siempre nos acompaña.

10982315_1025304167504250_5240655022994938604_n.jpg

 

Corria los años 70 cuando se oia la voz de Don Fernando Marcos quien a raíz de la cantidad de veces en que el futbol mexicano quedaba fuera de un mundial por infortunios, fallas arbitrales, derrotas de ultimo minuto o penaltis fallados, decía a viva voz: “¿Por qué siempre a nosotros?” y con esa frase durante muchos años, fuimos encontrando consuelo ante tanta derrota y eliminación.

 

Termino siento la explicación cuántica del ya merito, de nos falto un 20 para el peso, del jugamos como nunca y perdimos como siempre.

44 años después la frase seguía vigente cuando Holanda nos dejaba fuera del mundial. El supuesto n “No era penal”  se convirtió en escusa para que un técnico novato en copas del mundo, a quien se le escapo el manejo de partido, no se obligara a prepararse mas.

 

Un año después la Copa de Oro, la joya de Concacaf, es protagonista a un descarado favoritismo a México que avanzo a semifinales con un penal mas que dudoso y a la final con dos penales más que inexistentes.

 

¡Así no! La Concacaf, la zona donde el FBI ubica a los grandes operadores de la corrupción de FIFA. Cabe señalar cuando esa caja de pandora se abrió el reto no era pescar a los culpables, el reto era devolverle la credibilidad al juego, de demostrar que la corrupción no había bajado a las canchas, esa tarea recae en jugadores, técnicos y medios de comunicación.

 

11742878_1025303804170953_7705190672954629774_n.jpg

 

A muchos de nosotros nos hubiera encantado que llegado a ese único y difícil momento, fueran los nuestros, quien dieran ese mensaje de credibilidad. Que si el arbitro se equivoca, que si se vende o se deja intimidar, el jugador supiera distinguir entre lo raro y lo justo.

 

No. No hay un reglamento que diga que cuando el arbitro la riegue el jugador debería componerla, actuar de una manera ejemplar, no pasa por el reglamento, pasa por lo ético, por lo justo.

 

Andres Guardado reconoce que cruzo por su mente fallar ese penal, pero que su trabajo era anotarlo. Pero Guardado solo es capitán del TRI, es un jugador producto de la cultura del engaño, del me tiro, exagero, finjo, reclamo. Guardado no iba a terminar con la corrupción de Mexico, ni derrotar a Donald Trump. ¡Pobre! Si con ese peso encima, ni al manchón penal se hubiera podido acercar, pero el dilema fue deportivo. No ético.

 

Guardado no cometió ninguna falta. Solo vio el triunfo y no la Gloria, y esa es la parte peligrosa; que el jugador no identifique la ética de su deporte y peor aun, que el director técnico tampoco se lo haga saber.

 

Pero no podemos pedirle Peras al Piojo. A ese que lanza vituperios a diestra y siniestra al arbitro, a los rivales, a los periodistas, pero quien realmente insulta es a la inteligencia de millones de mexicanos,  que cuando rompe la veda electoral lo niega luego de haberlo hecho.

 

11752518_1025303450837655_3688531833730239391_n.jpg

 

A miguel Herrera le ha alcanzado para momentos especiales del futbol local, pero asi como esta en estos momentos, no le alcanza para ser un director técnico de selección nacional, donde las excusas son los peores errores y no los del arbitro, donde el exitismo no dura y no le alcanza para salir bien librado de la concacaf, es un personaje que prefiere engancharse de comprometerse, que ejerser un liderazgo protagonico y problemático pero no Etico y ahora ni táctico.

Su equipo no ha jugado bien, arma una línea de tres pasando de cuatro y finalmente baja una línea de captura para que otros paguen sus culpas.

El no dimensiona que salir a decir que Mexico no juega al Fair Play es el pago a lo que según el, le han robado a la seleccion en un mundial y dos finales, es desmarcarse a los valores del deporte. Es lavarse las manos en la misma pileta donde orinan la FIFA y Concacaf.

Habria de investigar al arbitro, y si no hubo dolo, capasitarlo. Pero la concacaf anda escasa de piedras para investigar pecados, no debemos confundir la venganza con la justicia, hacerlo es equivalente a pasar del “porque siempre a nosostros” al “‘haiga’ sido como ‘haiga’ sido” y por lo tanto decir que la frase de Don Fernando Marcos tambien descansa en paz.

10982276_1025372590830741_1694435504838289732_n

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s