11781709_1043650869002913_8939646225262005808_nLas infinitas opciones que brinda internet para entretenerse, trabajar, relacionarse con otras personas, estudiar y hacer muchas otras actividades, han terminado por convertir a esta gran red en un mundo paralelo, en el que cada día transcurre por más tiempo la vida de las personas.

 

Esta mutación en la cotidianidad impuesta por la tecnología brinda hoy día dos opciones a la hora de hacer cualquier cosa: hacerla en el mundo físico o hacerla en el ciberespacio. Y en este colectivo de ideas, ensanchar el círculo de amigos es de las cosas preferidas por los jóvenes.

 

En la nube hay ilimitadas oportunidades y tal como sucede en el mundo físico hay espa-cios con luz y otros oscuros y por muy nativos que sean los menores de edad, en esta nueva sociedad llamada de la información, es una verdad a medias afirmar que los niños saben más de tecnología que los adultos.

 

“La habilidad de los menores se concentra en la rapidez de sus dedos para los video jue-gos y escribir mensajes, en el conocimiento de aplicaciones para bajar música y en el interés que les despierta ser parte de una red social. En parte todo esto lo hacen porque disponen de más tiempo de ocio que un adulto. Sin embargo, su corta experiencia de vida no les brinda elementos de juicio suficientes para distinguir entre lo conveniente e inconveniente, entre lo productivo y lo perjudicial, en  este punto está su debilidad y es allí donde el papel de los padres de familia y de la escuela es fundamental para brindar una orientación saludable en esa relación joven-intenet”, expresa Pere Marqués Graells, doctor en pedagogía.

 

¿A qué edad un padre puede permitirle a un menor abrir una cuenta en Facebook?

 

11951764_1043651035669563_3259778341434988620_n

 

La sicóloga, Marcela Currea Galvis, precisa que antes de los 10 años es desfavorable que un padre de familia le permita a un niño abrir una cuenta en una red social porque a esta edad aun no tiene la madurez adecuada para hacer un buen manejo de este recurso, no tiene la concepción de peligro, ni de reserva, ni privacidad claramente desarrollada, lo cual lo pondría en riesgo.

 

“Después de los 11 años, esta autorización debe ser coherente con las características de cada niño y cómo cada papá y mamá puedan controlar y enseñar en el uso de estas herra-mientas, si se les deja libremente generalmente entran en problema”, precisa Currea.

 

Desafortunadamente son varios los ejemplos que ilustran los peligros a los que están expuestos los menores cuando los adultos no ejercen su función orientadora e incluso de supervisión ante esta actividad. En Cartagena recientemente se conoció el caso de dos adolescentes que fueron persuadidas por un hombre que conocieron a través de Facebook para que abandonaran sus hogares deslumbradas con falsas promesas de prosperidad. Las menores duraron varios días desaparecidas hasta ser halladas por sus familiares en un hotel de Clemencia. En el plano internacional, uno de los casos más lamentados ha sido el de Amanda Tood, la adolescente canadiense que se suicidó en octubre de 2012, tras padecer durante dos años el cyberbullying.

 

11889541_1043651155669551_3603797536368680918_n.jpg

 

Los riesgos más frecuentes a los que está expuesta cualquier persona en internet y especialmente, los menores por su falta de experiencia de vida, son el acoso sexual, el desprestigio social y emocional, el maltrato verbal, la burla, conocer y manejar información que no discriminan adecuadamente, etc.

 

“Los adultos que tienen malas intenciones se caracterizan por su sagacidad y su paciencia para ganarse la confianza de sus víctimas. Antes le decían a uno no le acepte dulces a un desconocido porque esa era la forma más frecuente de ganarse a un niño inocente, sin embargo hoy los chat abren un espacio para que los delincuentes entren en el yo de los menores y los manipulen emocionalmente y cuando los tienen en sus manos, los chantajean para lograr de ellos sus intenciones”, precisa la sicóloga Currea.

 

La sugerencia de esta experta es que los padres busquen mecanismos de control sobre las actividades digitales de sus hijos, que hagan parte de los contactos de sus hijos en las redes sociales, que les den pautas para identificar situaciones peligrosas y se informen sobre el uso de estas herramientas para que no caigan en el falso juego de que los menores saben más que ellos sobre estos temas.

 

CUIDE A SUS HIJ@S EN LAS REDES SOCIALES

 

Acuerdese que YA puede controlar las redes sociales Y NO ES DELITO

 

PADRES TIENE LA PATRIA POTESTAD.

 

https://www.youtube.com/watch?v=udLoP2rkaRI

Anuncios