Los verdaderos culpables.

No quiero que esta entrada se interprete con el tono “positivista” que tanto detesto. Es un simple ejercicio que resultó de la reflexión personal luego que me robaran mi mochila y mis herramientas de trabajo. Evidentemente, la rabia, frustración y ese terrible sentimiento de impotencia (que se siente cuando algo que es de tu propiedad te es arrebatado, literalmente, de tus manos) son los primeros sinsabores que te arrebatan la calma. Una vez te conviertes en víctima de un asaltante, no es mucho que se pueda hacer… Nada se puede hacer.

Un año y unos días después de mi ultimo asalto, dos veces en una semana…

“Señor (diciéndole yo al policía), y ¿dónde puedo poner la denuncia?”, “mmmm ¿Denuncia? -responde dubitativo el uniformado-. No, tranquilo, yo ya reporté el robo…” ¡! -“¡Pero como voy a estar tranquilo! ¡quiero poner mi denuncia!” -“No se preocupe aquí ya tome datos…” El poli ni se preocupa, ni nos ayuda, y ni se acongoja.

No obstante, en los mismos anuncios de los autobuses, artículos y en los medios de comunicación dicen “Denuncie, no se quede callado”. Pero, ¿Para qué?, simplemente para quedar como uno más de las estadísticas… Quizás no.

Ya había caído en las terribles fauces de la inseguridad metropolitana (Un 2014 para llorar ) y en la terrible sombra de la indiferencia pública. (Cuando fuimos al ministerio publico y ni un solo Burrocrata para levantar el acta) en fin, igual, no hay tiempo en mi agenda para denunciar, es tiempo y dinero, y es seguirle el juego a la burocracia que envuelve al Estado de México.

Una vez superado el tema (aunque debo decir que fue difícil quitar la imagen del robo de mi cabeza y el recuerdo de la ofuscación del momento, asi como el golpe en el hombro) y ya sin un gadget encima para estar conectado (sin twitter, spotify, facebook, foursquare, y un largo etcétera de artilugios tecno-sociales que otrora llenaban mis cortos espacios de tiempo libre). No hubo otra alternativa que afrontar la situación y volver a mi emisora de radio preferida (W Radio 96.9) y volver a aquellos tiempos en los que mi mente era un poco más libre, sin tanto ruido “tecnológico” que le impidiera ejercer su función: Pensar.

Con la mente despejada, (Aja. si, como no) me pregunté por las implicaciones políticas del robo del que había sido víctima.

Tema que me llevó a pensar que la “inseguridad” no es algo que se deba combatir, es decir, a mi manera de ver, seria tonto querer “atacar” al problema de la inseguridad como un nodo separado. Desde mi punto de vista, la inseguridad en una ciudad es la consecuencia natural de otros aspectos que están más abajo en la base de la problemática social. La inseguridad es el reflejo de lo mal o bien que esté la sociedad en aspectos como educación, salud, trabajo, vivienda, cultura, seguridad alimentaria, recreación, etc.

Si los pobres tuvieran más oportunidades de trabajo, educación gratuita y de calidad, participación cultural, vivienda digna, un plato de sopa al llegar a casa y en general las cosas básicas que un ciudadano requiere para tener una estabilidad social, personal, familiar mínimos; estoy seguro que las estadísticas reflejarían una reducción de delincuencia notable. Aunque me temo que una vez superadas las necesidades básicas, nuestro instinto social va a pedir más (tal como lo plantea Abraham Maslow con su teoría de la “Pirámide de Maslow”).

Es cierto que no todos los que roban son pobres (eso me recuerda a muchos gobernadores que han estado azotado… perdón, estan a cargo del Estado de México), ni todos los que roban carecen de condiciones mínimas de bienestar social. Hay muchos que roban por gusto, por pereza de trabajar o por darle rienda suelta a sus vicios personales. No es por justificar, pero es que estos temas también tienen un claro arraigo cultural: Les faltó una inyección de valores en su formación primaria (la que da la familia en la primera infancia).

Si bien, durante las primeras horas después del asalto no había mas culpables que los mismos ladrones. Ahora puedo decir, que el gran culpable del asalto fue el gobierno. (léase por tercera vez y a nivel municipal también). Si, culpable por usufructuar las arcas públicas para beneficio propio, por malgastar el dinero de los impuestos de los contribuyentes y no tener planes de gobierno aterrizados, realizables y medibles que garanticen el bienestar de los ciudadanos. Por no garantizar una educación de calidad y con gratuidad, una vivienda digna para los pobres; por querer combatir los problemas sociales con “pañitos de agua tibia” y no hacer una alto en el camino y evaluar cuáles son los verdaderos problemas que se deben combatir.

Otro gran culpable del asalto fuimos nosotros mismo. ¿Por que la mayoría no denuncia cuando sufre un robo?. ¿Sera porque cuando lo hacemos las mismas autoridades lo depositan en el olvido y la negligencia? ¿O por que cuando los atrapan a las dos horas, días o meses ya están libres? Tantas cosas que se pueden hacer y no se ha hecho nada. Los culpables somos todos, por nuestra eterna indiferencia.

Bajo el cobijo de las suaves notas de un buen Jazz, logré calmarme y dejar de buscar culpables. Estaba ofuscado porque me habían quitado un aparato de aprox. $ 1100. No había sido consciente hasta ese momento que much@s señor@s de corbata y cuello blanco me roban mensualmente mucho más cobrando insultantes salarios solo por llevar el titulo de diputados, senadores, presidentes municipales y hasta presidentes. Que mas da un peso más, un peso menos… ¿Qué mas da?.

Un confortante sentimiento de calma y esperanza me refrescó. Quizás mis elucubraciones mentales me hicieron olvidar el sinsabor.¿Que haces tu?. ¿Culpable?, o ¿indiferente inocente?.

Un abrazo,

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s